El objetivo del uso de una herramienta de email marketing no es vender a toda costa, es, entre otras cosas, obtener una relación con el cliente que marque la diferencia y le suponga interés. Esto es precisamente lo que Mailify te pone en bandeja. Se trata, en definitiva, del resultado de la suma de muchos de los beneficios anteriores: la posibilidad de trato personalizado con el cliente, poder tener un amplio seguimiento de tus resultados y analizarlos, o todas las acciones que permiten hacer sentir al cliente que es especial. Esto sólo puede traducirse en conversiones, por lo tanto, aumentan los beneficios económicos para la empresa.
×